sábado, 24 de diciembre de 2011

Oración


A la hora en que tú vuelves yo naufrago.

Hazme fuerte, como una curva en tu seno.

Deja el brillo de tu sonrisa en mis ojos
sin luz.

Dame vida y calor.

2 comentarios:

  1. lo mejor que se puede pedir 'vida y calor'.


    un abrazo Ramón

    ResponderEliminar
  2. Asi es, Antonio. Un fuerte abrazo y felices navidades.

    ResponderEliminar